La crisis económica llegó al fútbol local, hace rato. En San Juan varios presidentes de las instituciones deportivas más conocidas anunciaron que no iban a poder sostener los compromisos asumidos con los jugadores y que en otros casos habrá recortes en los sueldos por la paralisis que ocasionó el covid-19 en la economía.

Primero fue el presidente de San Martín Jorge Miadosqui que dio a conocer la situación de crisis que atraviesa su institución que podría quedarse sin equipo profesional. El mismo dijo que “el 70% de los jugadores no quedarían vinculados al club”.

En Desamparados la realidad es aún peor. Porque esta mañana el presidente de dicho club dijo en AM 1020 que “tenemos 16 contratos, de los 24 jugadores que integran el plantel, que vencen el 30 de junio”, afirmó Juan Valiente. Y agregó que “le hemos cancelado febrero a los jugadores y tenemos que llevar una propuesta para ver cómo se va a dar por concluido también la relación con la institución”.

Lo que traducido significa que habrá recortes de salarios y otras cuentas que no van a poder cumplirse al perder el único ingreso de 310 mil pesos -en el caso de la escuadra puyutana- que proviene de AFA y sin otro tipo de ganancia, ya que los socios en su mayoría dejaron de pagar sus cuotas y los sponsors se cayeron, para los clubes sanjuaninos les representa todo un desafío mantener los sueldos de un plantel y su cuerpo técnico, además de los empleados del club.

Valiente ya había hablando con Tiempo de San Juan sobre este preocupante panorama. En otra edición dijo que “el club tiene un gasto aproximado de dos millones y medio de pesos y esto va a ser imposible de afrontar”. Pero este martes la pelota para el vibora se terminó de pinchar. Porque el dirigente dijo que “habrá un recorte en los salarios para poder afrontar parte del compromiso que tenemos con cada uno de los jugadores”. Y agregó que “el fútbol en la Argentina va a arrancar a partir del año que viene y en el caso de jugarse algún mini torneo antes de fin de año que lo tenga incluido a Desamparados lo vamos a hacer con jugadores de las inferiores o de la primera local”.

En cuanto a la realidad del técnico puyuta, Valiente sostuvo que “hemos hablado con el Nazareno Godoy (el DT) de que hay que trabajar en eso, en la búsqueda de lo que tenemos en el club o algún jugador de la provincia. Y hay que reforzarse con no más de 4 o 5 jugadores, porque la situación va a estar bastante compleja para lo que viene”, concluyó Juan Valiente.

En Peñarol se espera algo similar, después de que su presidente, Oscar Cuevas manifestó que la meta es pagarle a los jugadores como sea, aún con algunos recortes en el caso de aquellos que no tienen un contrato. “En junio, los contratos se mantendrán pero los que no tienen ese respaldo percibirán el 50%”, detalló.

DEJANOS TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí