Su nombre volvió a la escena en los últimos años, cuando Franco Armani, en River, y Esteban Andrada, en Boca, amenazaron con romper su récord de imbatibilidad en el fútbol argentino. Hoy la noticia lo involucra y enluta al mundo del fútbol: Carlos Barisio murió a los 69 años. Hace poco tiempo le habían diagnosticado cáncer de pulmón.

El arquero brilló en Ferro entre 1978 y 1982 y fue campeón del Nacional 82 con la camiseta del club de Caballito, con la que un año antes había acumulado 1.075 minutos sin recibir goles. Por eso, Ferro fue uno de los que comunicó la triste noticia de su muerte en las redes sociales: “Lamentamos informar el fallecimiento de Carlos Barisio. Le enviamos nuestras condolencias a la familia y a sus amigos. ¡Hasta siempre, Carlitos!”.

La racha de Barisio, que surgió en River en 1968 y se fue a Boca en 1983, la logró con el equipo dirigido por Carlos Griguol, que le peleó el Metropolitano al Boca de Diego Maradona. Comenzó luego del gol que le marcó Héctor Scotta de San Lorenzo y se cortó luego de 10 partidos, un 26 de julio de 1981 contra Talleres cuando le convirtió Humberto Bravo. En ese lapso, dejó atrás el récord de Antonio Roma de 783 minutos en Boca en 1969.

“No hay nada para siempre, por supuesto que lo tomo con agrado. Es algo natural, es la vida, lo vengo diciendo hace muchos años, en algún momento lo van a sacar porque no es para toda la vida, Armani está a un paso y ojalá lo disfrute”, contó en 2018, cuando el arquero de River amenazaba esa racha. Finalmente, el de Casilda llegó a acumular 963 minutos hasta que Nicolás Blandi le anotó un gol.

Aunque Barisio tenía dos minutos menos que Marcos Croce, arquero de Racing que entre 1920 y 1921 estuvo 1.077 minutos sin sufrir impactos en su arco, su registro era el mejor del fútbol profesional hasta que Andrada llegó a los 1.128 el 28 de septiembre del año pasado.

Pese a eso, el ídolo de Ferro, que además de pasar por los dos clubes más grandes del país jugó en Gimnasia y Esgrima La Plata, All Boys, Deportivo Armenio y Chacarita -donde se retiró en 1987-, será siempre recordado por un récord que logró mantener durante 38 años. Y por eso, además de Ferro, las cuentas de la AFA y del Museo de River, ente otras, despidieron al ex jugador.

DEJANOS TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí