Ya está en La Boca!”, es uno de los tantas frases de Boca en sus redes sociales haciendo referencia a la incorporación de Daniele De Rossi y a su llegada, ayer, al país. Tanto impacta su figura, que en el propio club se restregan los ojos para saber si están viendo bien a ese hombre que tienen caminando por las instalaciones xeneizes. El jueves, en su primer día en el país, el italiano no quiso saber nada con descansar y esta mañana ya participó en su segundo entrenamiento con la ropa azul y oro.

Luego de la locura que lo rodeó ayer en el aeropuerto de Ezeiza y en la salida de los exámenes médicos en la clínica Imaxe, con hinchas persiguiéndolo, gritándole y sin dejarlo caminar cómodamente, De Rossi cambió los planes: le pidió a Nicolás Burdisso, director deportivo y amigo que permitió este acontecimiento histórico, respetar el cronograma de sus nuevos compañeros y sumarse a la práctica de esa misma tarde. Así fue como conoció a todos, se reencontró con Carlos Tevez (un viejo rival con el que batalló las veces que enfrentó a Juventus) y puso manos a la obra. Como si toda esa marea agobiante lo hubiese motivado.

Este viernes años tuvo su segundo día en el Complejo Pedro Pompilio. Las malas condiciones climáticas de ayer y hoy hicieron que los movimientos del plantel se llevaran a cabo en una cancha auxiliar que permitió ver con más facilidad qué hacía el romano de 36 años: hasta aquí no hizo trabajos aparte, muestra clara de que físicamente no necesita demasiados retoques y que el foco de estas semanas estará principalmente en lo futbolístico, debido a los más de dos meses que estuvo de vacaciones luego de la emotiva despedida que tuvo en Roma tras 18 temporadas.

El debut en Boca, una incógnita
Incluso, formó parte del fútbol formal junto al grupo de jugadores que probablemente jugarán el domingo en la Bombonera ante Huracán (a las 20), en el debut por la Superliga. Sin embargo, aquello no quiere decir mucho ya que ni siquiera hay posibilidades de que Daniele vaya al banco de suplentes: además de ponerse a punto por unas semanas, está el condicionamiento de que aún no fue presentado ante la prensa, algo que ocurrirá el lunes junto al presidente Daniel Angelici. De todas maneras, estará presente en uno de los palcos para ver en acción a su nuevo equipo y, sobre todo, conocer lo que tanto anheló en su vida: el ambiente de su nueva casa. Ya no habrá videos ni comentarios de terceros, esta vez lo vivirá él mismo. Aunque para su debut oficial habrá que esperar: aunque es una posibilidad que se produzca ante Almagro, por Copa Argentina, el 13 de agosto (en el estadio Único de La Plata), lo más probable es que sea frente a Aldosivi, en condición de local, por la tercera fecha del torneo local, el domingo 18 de agosto.

DEJANOS TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí