ASOCIACIÓN DEPORTIVA ALBARDÓN CAMPEÓN 

La Escuela se quedó con el título tras vencer por penales a Paso de Los Andes por 4-2. 

Ayer por la tarde, en el Polideportivo de Campo Afuera, la A.D.A. se quedó con el Torneo Clausura al ganar por penales por 4-2 a Paso de Los Andes, en tiempo reglamentario empataron 2 a 2.

Este campeonato que obtienen los de la Villa San Martín es especial, ya que el 95 por ciento del plantel que tuvo Javier Paratore, fue integrado en su mayoria por pibes de sus inferiores. Además de ganarle a un clásico rival como es Paso de Los Andes.

El partido habia empezado favorable para el Decano, que en tan sólo 6 minutos ya gritaba su primer tanto. Gabriel Ponce, el jugador mas desequilibrante del equipo de Colomer. Todo comenzó con un lateral por la banda izquierda que hizo en su propio campo Federico Páez, Pablo Ontivero la peina y la pelota supera a Ponce que esperaba detrás. Ontiveros no se desentiende de la jugada y va a disputar el balón con Rotten, el jugador de Paso gana y se la deja a Ponce para que encare. Éste ingresando al área, se la pincha a Suárez que no tuvo reacción. 1-0 para el Decano que comenzaba a respaldar desde el planteo táctico la ventaja. 

La inclusión de Darío Sosa (campeón con Deportivo Carpinteria la semana pasada en la segunda categoría de la Liga Sanjuanina), le dio el equilibrio en el mediocampo que necesitaba el conjunto de Colomer.

Javier Paratore tambien realizó una variante con respecto a la ida, Ramiro Valdez ingresó por Riveros. El joven delantero le dio mayor referencia en el área a los escuelinos.

Mientras los minutos pasaban, Paso de Los Andes se replegaba bien cuando no tenia la pelota y era criterioso a la hora de hacerla circular (en comparación al partido de ida, que fue lo contrario). La A.D.A. tenia algunas dificultades en defensa y le costaba hilvanar una jugada, Flores y Sosa tomaron bien a Franovich y a Cobos, cortando así los circuitos de juego.

A los 20, Paso de Los Andes ampliaba la ventaja. Darío Sosa recupero en la mitad de cancha, jugó con Pablo Ontiveros; éste puso un pase profundo y Agüero le ganó la espalda a Belásques y de taco se la dejo a Gabriel Ponce, que metio derechazo, la pelota hizo una comba y se termino metiendo en el palo izquierdo de Suárez que nada pudo hacer. Gran definición del delantero que le pego tres dedos para poner el 2-0. 

Cuando mejor estaba Paso de Los Andes, Gustavo Flores se iba expulsado. A los 28, veia la segunda tarjeta amarilla y dejaba al decano con un jugador menos en un sector clave de la cancha. A partir de entonces, David Franovich pudo hacerse dueño del medio y comenzo a generar juego. 

Faltando poco para el final, la A.D.A. pudo tener un mano a mano con Vargas. Fue Ramiro Valdez que quedó cara a cara con el arquero, pero éste logro tapar el remate enviando la pelota al corner. Cuando se estaba por ejecutar el tiro de esquina, el juego se detuvo por incidentes en la tribuna oeste, donde se encontraba la parcialidad verdiblanca. 14 minutos tardó en reanudarse el juego.

Cuando por fin se reanuda el partido, parecia que el parate le favorecería al equipo de Colomer que tenia la ventaja pero llegó el descuento. Centro del sector izquierdo de Franovich, la pelota parecia superar a todos pero Esteban Rotten se elevó mas alto que el resto, le ganó a su marca, Mariano Pereyra y con un frentazo puso el 2-1. 

En el segundo tiempo, la Asociación Deportiva Albardón salió en busca de la igualdad, pero tardó en un poco en llegar. El equipo de Paratore se hizo dueño del balón. Paso de Los Andes sentía la expulsión de Flores.

Los minutos transcurrieron y la A.D.A buscaba el gol hasta que llegó a los 20, tras un potente derechazo de Javier Brizuela. Vargas estaba tapado cuando Brizuela remató por lo que no llegó a pesar de su estirada. 2 a 2.

A los 25 minutos, Federico Ávila de correctisimo arbitraje; sin preámbulos le mostró la roja a David Franovich por una infracción a Ponce. Todo se emparejó y estaba por cualquiera. 

El nerviosismo crecía. El tiempo pasaba. Estaba escrito que se definía desde el punto penal. Otro empate entre estos equipos que de los 3 que jugaron esta mitad del año no lograron sacarse ventajas. Ahora dependía de loa arqueros, y de los ejecutantes. De los astros y el azar, porque es ese momento todo influye.

La definición la comenzó la A.D.A; Esteban Rotten, el capitán fue el primero (para muchos el fundamental por lo que implica comenzar pateando). Derechazo al medio para dejar vencido a Vargas que escogió un palo, 1-0. Diego Campos tomó la posta y la presión estaba sobre él. Pero el experimentado jugador decano no titubeo y de zurda la puso pegada al palo derecho de Suárez, 1-1.

El momento de Gabriel Cobos llegó, derechazo al palo derecho de Vargas que se tiro para el otro, 2-1. En Paso de Los Andes iba Darío Sosa, se paro recto a la pelota y cuando pateó abrio mucho el pie derecho. Suárez esperó e intuyó donde iba el remate que luego atajó, 2-1.

Tercero de la serie. Matias Vargas no desaprovechó su oportunidad y aumentó la ventaja. Derechazo a media altura, al palo derecho de Orlando Vargas que adivinó y tocó la pelota pero no pudo evitar que ingrese, 3-1. El Decano se puso a tiro con el remate de Pablo Ontiveros, 3-2.

En el cuarto fue el turno de Elvis Muñoz, otro pibe del las inferiores del club. Jugar Copa de Campeones al juvenil le dio cierta experiencia que utilizó a la hora de pararse frente al arquero. Derechazo al palo derecho de Vargas que mo tuvo reacción y se quedó anclado en el medio, 4-2. La presión paso nuevamente al bando rival, esta vez le tocaba a Cristian Pereyra, uno de los mejores jugadores que tuvo el Decano en este torneo. Suárez agigantaba su figura. Uno mas que tapara le daba el título a los suyos. Pereyra se paró para su zurda. Corta carrera para pegarle al palo izquierdo de Yonatan, que estuvo iluminado, que se reivindicó. Esta vez fue una muralla. Cerro su arco y tapó el cuarto penal de la serie. Y desató el delirio propio y de sus compañeros. Y si, los pibes lograron lo que soñaron alguna vez. Salir campeones ante su clásico rival. 4 a 2 para liquidar la historia. Para escribir una página mas en la historia de la Asociación Deportiva Albardón.

El título tiene un sabor distinto a los otros porque se consiguió con la mayoria de los pibes del club. Salvo Rotten, Vargas y Riveros que llegaron para reforzar, el resto; todos chicos que hicieron las inferiores en La Escuela. Algunos con mas experiencia que otros como Eberto Cortez que jugó en varios clubes del departamento, pero que desde hace un tiempo decidió quedarse en su casa, en su club, ese del cuál es hincha; David Franovich, uno de los que mas finales jugó con los colores verde y blanco; y Carlos Poblete, que desde hace un tiempo se volvió un jugador importante para Paratore. Y otros que recién comienzan a desandar un largo camino en primera división como los hermanos Suarez (ambos arqueros), Muñoz, los chicos Brizuela, Javier y Emanuel; Ramiro Valdez, Gabriel Cobos, los hermanos Ochoa, Mario y Pablo; y Ramiro Zalazar entre otros.

El trabajo mancomunado entre el cueroo técnico, jugadores y dirigentes dio sus frutos y es un ejemplo de que se puede llegar lejos con chicos del club.

DEJANOS TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí